Skip to content
Cómo registrar una marca en España

Cómo registrar una marca en España

Artículo escrito por OKasesores.es

¿Has pensado vender un producto especial en tu tienda online

Por supuesto, tienes que diferenciarte de la competencia y una de las primeras cosas que debes hacer es ponerle un nombre a tu producto: una marca. 

Y aquí llega el primer problema: cómo registrar una marca. 

Seguro que te vienen a la cabeza algunas marcas de productos o de tiendas muy importantes. Algunas de ellas se caracterizan por su color, por una frase publicitaria especial o por transmitir una idea de felicidad.

Tu ecommerce tiene que ofrecer una imagen corporativa adecuada al producto que vendes. Y esa imagen tienes que registrarla para que nadie la copie.

Registrar la marca no es un gasto: es una inversión. Y por eso en este post te vamos a enseñar a registrar una marca.

Pero antes de comenzar con este tema, conviene que sepas que una marca es un título que te concede el derecho exclusivo a utilizar un signo que identifique a tu producto o servicio en el mercado.

Así que no debes confundir la marca con la denominación social de una sociedad mercantil. 

Diferencias entre marca y nombre comercial

La denominación es el nombre que recibe una empresa y que la hace única con respecto a las demás sociedades mercantiles. Es el nombre que figura en cualquier tipo de documentación oficial (como, por ejemplo, en las escrituras).

Denominación social de una empresa

El nombre de la empresa (la denominación) se solicita al Registro Mercantil Central e identifica a una persona jurídica en el tráfico mercantil, como sujeto de relaciones jurídicas y, por tanto, susceptible de derechos y obligaciones.

Por esa razón es necesario registrar el nombre comercial. Solo así se adquiere el derecho a utilizar el nombre de la empresa elegido en cualquier ámbito, y es posible diferenciarlo del resto de empresas que realizan actividades similares.

La marca, en cambio, es parte de tu estrategia de branding, ya que permite distinguir los productos de tu empresa del resto de los de la competencia. 

Recuerda que —como señala la Oficina Española de Patentes y Marcas—, en la marca se pueden utilizar palabras, números, figuras, etc.

De acuerdo con la Ley de Marcas, la principal diferencia entre marca y nombre comercial es que las marcas distinguen productos o servicios, mientras que los nombres comerciales hacen referencia a actividades empresariales.

¿Es obligatorio registrar el nombre comercial?

El registro de la denominación social es obligatorio para cualquier actividad empresarial. 

Y además tendrás que obtener una certificación negativa de razón social. Es decir: un documento que indique que ninguna otra empresa se llama como la tuya

La obligatoriedad de la denominación social proporciona seguridad jurídica. De esta forma las sociedades mercantiles se convierten en sujetos de pleno derecho (con personalidad jurídica), con total capacidad para actuar en el marco societario, mercantil y jurídico.

Cómo elegir el nombre de mi empresa

Elegir el nombre de mi empresa

Elegir el nombre comercial para un negocio puede resultar complicado. 

No obstante, lo más importante es que el nombre que hayas elegido no esté en uso por parte de otra empresa. 

Además, no te preocupes porque la legislación te da la opción de solicitar hasta cinco nombres diferentes, por orden de preferencia. Y si aún así no encuentras una denominación libre, podrás solicitar otras cinco a mayores.

Además, existen maneras de comprobar el nombre comercial que quieres ponerle a tu empresa para saber si ya está cogido o no. 

Si no se te ocurre un buen nombre, en este generador de nombres vas a encontrar ayuda. 

¿Puedo elegir cualquier denominación?

Existe libertad de elección siempre que se respeten los principios generales del Derecho. Además, la denominación no deberá ser contraria a la costumbre, a la Ley o al orden público.

Existen una serie de normas básicas para elegir una denominación social correcta:

  • No se puede copiar: no es posible elegir una denominación social que ya esté en uso por parte de otra empresa.
  • No podrás utilizar denominaciones oficiales: si quieres usar el nombre de tu comunidad autónoma o el de tu provincia, no puedes emplear el nombre de los organismos que las representan. Por ejemplo: podrías poner «Castilla y León», pero no podrías incluir «Junta de Castilla y León». 
  • No podrás incluir nombres que induzcan a error o confusión: en algunos casos se ha denegado la inscripción de la razón social por incluir nombres de personas, o incluso términos que no se asocian a la actividad de la empresa como tal.
  • No podrás añadir en la denominación dominios de internet: con lo que no podrás usar sufijos como .com, .net, .es, etc.

Una vez que ya tienes la denominación social de tu empresa, solo tendrás que inscribirla en el Registro, y ya podrás comenzar tu actividad empresarial.

Cómo registrar una marca comercial

Debes saber que en España no es obligatorio registrar una marca comercial

Pero si no lo haces, corres el riesgo de que otro emprendedor utilice la marca que tú has elegido y se aproveche de tu buena reputación comercial. Y no podrás hacer nada para impedirlo.

Como se registra una marca

También puede pasar que otro empresario más espabilado, que sepa cómo se registra una marca, acuda a la Oficina Española de Patentes y Marcas y registre tu propia marca. 

En ese caso, podría obligarte a ti a dejar de usarla. 

Imagina, por ejemplo, que sucede eso cuando ya has puesto tu marca en tu página web, y has encargado a la imprenta el material publicitario o las etiquetas de tus productos. 

Esta situación implicaría un grave perjuicio económico que puede hundir la contabilidad de tu empresa.

Por lo tanto, recuerda que si registras tu marca en España, la conviertes en un activo para tu empresa. Y eso significa que hay que cuidarla como a cualquier otro activo de tu negocio. 

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de registrar una marca?

No podrás registrar ni términos genéricos, ni términos descriptivos, ni tampoco marcas que puedan inducir a error con otras. Tampoco se pueden registrar marcas contrarias al orden público o a la moral, ni símbolos oficiales.

Una vez elegida la marca, piensa en ella con perspectiva: ¿cómo se verá en otros países y cómo se leerá en otros idiomas? Seguro que has pensado dar a tu tienda online una perspectiva internacional y piensas en vender en otros países.

Por supuesto, es importante que elijas una marca que no esté registrada. La agencia española de patentes y marcas dispone de un localizador de marcas muy práctico al que puedes acceder desde aquí.

¿Puedo usar mi dominio como marca?

Si tienes dudas sobre cómo registrar una marca online, es importante que sepas que en este sentido pueden darse dos casos con consecuencias diferentes:

  • Si registraste el dominio antes que la marca: si ya tienes el nombre de dominio, ten en cuenta que otro empresario puede registrar la marca. Entonces este puede solicitar que dejes de usar ese dominio (con el coste económico que supone, sobre todo si ya has montado tu ecommerce). Incluso puede exigir una indemnización económica por el uso que ya hayas hecho de la marca en los últimos 5 años.
  • Si registras el dominio después que la marca: al tener tu marca registrada tienes preferencia a la hora de elegir el dominio. Pero si existe otro titular y puede demostrar que no lo ha registrado de mala fe, puedes tener problemas y tener que recurrir a los tribunales.
Registro de una marca

Pasos para registrar una marca en España

Si te estás preguntando cómo se registra una marca, el proceso a seguir es el siguiente: 

  1. Elegir la clase en la que registrar la marca: tienes que registrar tu marca en diferentes clases, según el uso que vayas a hacer de la misma. Pero recuerda que cuantas más clases selecciones, mayor será el coste. Porque el precio de registrar una marca se calcula en función de esas clases.
  2. Cumplimentar los formularios de solicitud: debes acudir a la Oficina Española de Patentes y Marcas. También puedes acudir a una asesoría online que te ayudará a lo largo de todo el proceso. No olvides incluir los logotipos en los formularios.  
  3. Pagar una tasa: como ya hemos adelantado, el coste dependerá del número de clases que registres. Por otra parte, el precio de registrar un logo en España es el mismo que el de la marca, ya que muchas veces van asociados. Esto quiere decir que a la hora del registro puedes adjuntar el logotipo de tu marca por el mismo precio. En el caso de que tu marca incluya un logotipo, es fundamental que la denominación de la marca que indiquemos en el formulario sea exactamente la misma y con los mismos caracteres que la que aparece en el logotipo. De lo contrario, la Oficina Española de Patentes y Marcas suspenderá la tramitación.
  4. Revisión de la solicitud: una vez presentada la solicitud y pagada la tasa, la Oficina Española de Patentes y Marcas revisará tu solicitud. La solicitud de marca se publica en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial en un plazo aproximado de 2 semanas. Desde esta fecha de publicación ya se tienen derechos provisionales sobre la marca. Sin embargo, el trámite completo puede durar hasta seis meses. Una vez transcurrido este plazo, la Oficina Española de Patentes y Marcas te notificará oficialmente la concesión de la marca. 

A pesar de registrar una marca en España cumpliendo con todos los requisitos, ten en cuenta que si transcurren 5 años desde el registro —sin que la marca sea utilizada de manera efectiva y real para los productos y servicios que cubre—, es posible que tu marca registrada caduque por falta de uso.

Esto quiere decir que cualquier tercero puede impugnar ese registro por no estar utilizándose la marca aparentemente. Entonces tú, como titular de la marca, estarás obligado a acreditar ese uso.

Esto quiere decir que podría declararse la caducidad de la marca y perder los derechos que tienes sobre ella, en el caso de que no seas capaz de demostrar su uso.

¿Cuánto cuesta registrar una marca?

El precio de registrar una marca no es alto, sobre todo teniendo en cuenta los beneficios que puedes obtener al cumplimentar ese trámite.  

El coste depende de dos factores:

  • El territorio en el que se quiere proteger la marca.
  • Los productos o servicios que se quieren cubrir
Cuánto cuesta registrar una marca

Los registros de marca se solicitan conforme a una clasificación internacional de productos y servicios, armonizada en casi todos los países del mundo, llamada Clasificación de Niza.

Esta clasificación ordena los principales productos y servicios que pueden encontrarse habitualmente en el mercado en clases o “grupos”, numerados del 1 al 45.

Si quieres hacerte una idea de cuánto cuesta registrar una marca, debes saber que en 2021 el precio de las tasas oficiales es de 126,61 euros para la primera clase, y de 82,02 para clases sucesivas.

¿Quieres saber más?

Relacionados